Eneatipo 2: El Servicial

El eneatipo 2 del eneagrama de la personalidad es el servicial, aunque también es llamado el altruista, el amante, el celador, el ayudador, el complaciente, el permisor o el amigo especial. Tiene una alta disposición  de ayudar a los demás, quitándole importancia a sus propias necesidades y deseos. En este artículo te contaremos un poco sobre los rasgo positivos y negativos de este eneatipo.

Rasgos positivos de Eneatipo 2: El Servicial

Están siempre preocupados por los demás, suelen ser compresivos, empáticos, sinceros y extremadamente bondadosos. Poseen un alto sentido de la amistad y la generosidad. Cuando se disponen a ayudar a alguien son sumamente abnegados.

Tienen una apariencia física positiva y por lo general tratan de mantenerla o engrandecerla. Son personas amorosas, cariñosas, cálidas, que cuidan mucho sus relaciones interpersonales; siempre están dispuestos a ayudar, dejando de lado sus necesidades

Su mayor ideal es el amor, su deseo más grande es ser amado por sus esfuerzos; son muy sentimentales, se les llega a través de lo emocional. También pueden ser aduladores y obsequiosos. Se sienten bien haciendo regalos a sus seres queridos o a las personas que les interesa.

Una de las cualidades más destacadas de las personas del eneatipo 2 es que son empáticas, ya que comprende bastante bien a los demás, entendiendo sus necesidades, deseos y vicisitudes. Suelen dedicarse a causas altruistas.

Rasgos Negativos del Eneatipo 2: El servicial

Por lo general, tienen la costumbre de hacer cosas para sentirse necesitados. Ponen de lado sus propias necesidades y deseos para ayudar a los demás. En algunos casos pueden llegar a tener problemas para cuidar de sí mismo.

El eneatipo 2 tiene el miedo básico de sentir que necesitan algo, aunque no tienen muy claro qué es; viven con la sensación y el temor no ser amados o que lo dejen de querer; sienten que si no son maravillosos o extraordinarios los demás no lo quieren

Algunos autores, lo llaman el que necesita amor; ya que son personas que están en una constante búsqueda del amor de los demás. Tienen una necesidad imperiosa de sentirse amado y necesitados por los demás. Pero en el fondo tienen la creencia de no ser dignos de ese amor; lo que hace que se esfuercen tanto en conseguirlo.

No tienen respecto por sí mismo, no son leales a sus aspiraciones lo ven como un acto egoísta; son soberbios ante sus propios deseos y al creer que los demás no podrán salir adelante sin su ayuda.

En conclusión

Las personas con eneatipo 2 son empáticos, bondadosos y muy amorosos con un alto sentido de la amistad, la generosidad y el altruismo. Tiene la necesidad de ayudar a los demás para sentirse amados, aunque en el fondo sientan que no son merecedores de ese amor. Es tanto su sentido altruista que descuidan sus propios deseos y necesidades, al priorizar las necesidades de los demás ante las propias.

Si te gustó este artículo, mantente atento a nuestras publicaciones, donde continuaremos comentándote sobre los rasgos positivos y negativos de cada uno de los eneatipos del eneagrama de la personalidad.

Deja un comentario