Eneatipo 1: El perfeccionista

Es difícil conocer a una persona en sus totalidad; ya que siempre concurren una gran cantidad de variables que van a depender a su vez de muchos factores; en la psicología existe un mapa llamado eneagrama. El cual está compuesto por los nueve tipos de personalidades que al combinarlos pueden definir las características de una persona. Este es utilizado para ayudarla a conocerse así misma o simplemente experimentar su mundo. En esta oportunidad la intención es adentrarnos y conocer un poco más a el Eneatipo 1: El Perfeccionista, sus rasgos positivos y negativos

Rasgos positivos del Eneatipo 1: El Perfeccionista

En el eneagrama, la persona con el Eneatipo 1 es aquella que siempre considera bueno ir más allá desestimando el detenerse. Siempre tienen la firme convicción de seguir adelante e ir mejorando cualquier situación que se les presente.

Son ordenados, muy detallistas e idealistas y hacen un gran esfuerzo para mantener todo en perfecto estado; además de reconocer sus propios errores e identificar también el de los demás.

Otra de sus grandes virtudes es que tienen un corazón que vale oro, en cuanto pueden se solidarizan con los demás y los ayudan. Son honestos y muy leales, organizados, responsables y capaces de realizar muchas actividades.

Rasgos negativos del Eneatipo 1: El Perfeccionista

Entre los rasgos negativos que poseen los individuos inclinados al eneatipo 1 del eneagrama de la personalidad; está el que tienden a frustrarse al no conseguir la meta planteada. Les cuesta un poco expresar las emociones de amor ya que consideran es un símbolo de debilidad y no les gusta que lo visualicen así. En algunas ocasiones suelen ser distantes y fríos todo dependiendo de la situación a la que se encuentren expuestos.

La sobriedad y seriedad son parte fundamental en su personalidad, pudiendo ser negativo o no de acuerdo al espacio y vivencia que presente.

En Conclusión

Las personas con eneatipo 1 conocidas como el perfeccionista, poseen grandes atributos que lo exaltan como seres humanos. Saben manejar situaciones complejas debido a que tiene la capacidad de entender y apreciar el mundo que lo rodea. A pesar de todo ello; sobrellevan una lucha con ellos mismos si de cierta manera no consiguen lo que desean.

Este eneatipo tiene dualidad en la personalidad dependiendo si están dentro del patrón de sanos o menos sanos; esto quiere decir que cuando tienen episodios buenos son muy fiables y pueden llevar las cosas lo más correctas posibles. Brindan seguridad y se les puede solicitar ayuda que gustosamente sabrán darla.

Si se encuentran en la condición de menos sanos, suelen perder su capacidad de estar de buen ánimo y humor, irritándose con mayor facilidad; lo que los hace obviar por completo esa maravillosa característica de sonreír y seguir a pesar de las circunstancias.

Sea cual sea el caso, las personas con predominancia de este eneatipo, siempre tienen la sensación de no estar conformes con nada; su ego suele ser quien los domine; aún así, no podemos desestimar la gran responsabilidad y atributos que poseen quienes lo llevan consigo.

Deja un comentario