El eneagrama y el liderazgo: descubre que tipo de líder eres

El eneagrama define nueve tipos de personalidades cada una con sus rasgos y de acuerdo a estos cada eneatipo tiene su manera de asumir el liderazgo.

Eneagrama y liderazgo

El vocablo líder proviene del inglés “leader” que traduce guía, sin embargo cada persona entiende al líder de acuerdo a su criterio. Lo interesante en cuanto al liderazgo es que todos tenemos capacidades de líder en proporciones y formas diferentes.

En este artículo te presentaremos como asume cada eneatipo del eneagrama el liderazgo, lo haremos a partir de las triadas

Eneagrama y liderazgo

El liderazgo en los instintivos del eneagrama

Esta triada está orientada a la ejecución de tareas y es vital que estas se realicen perfectas y con mucha disciplina; pero además debe existir un buen clima organizacional.

Eneatipo 8: el líder o el comandante. Suele ocupar puesto de directivo, ya que son dominadores, cargados de mucha energía, necesitan mantenerse y mantener al equipo activo.

Son personas directas y en ocasiones son vistos como agresivos, sin embargo son bastante sinceros, en ellos lo que ves es lo que hay. Sin embargo, su manera de llevar el liderazgo es desde la competencia, con alto grado de dificulta para delegar; pero cuando lo hacen esperan lealtad y mucha responsabilidad

Eneatipo 9: el pacificador o el mediador. No se sienten muy a gustos en la posición de líder, son más bien colaboradores y seguidores. No son muy audaces en la toma decisiones lo que hace inquietar a sus superiores y colaboradores. Sin embargo, son piezas claves en las organizaciones en situaciones conflictivas ya que son extraordinarios mediadores.

Son buenos líderes en dependencias en las que no tengan que tomar decisiones, en donde los procesos estén claros, la velocidad y la energía no son su prioridad. Su prioridad son las personas con las que trabaja.

Eneatipo 1: el perfeccionista. Este es el jefe de la calidad y el control, le gusta tener todo planificado y perfectamente estructurado, su debilidad es la incertidumbre. Por lo que son poco flexibles y apasionados por el trabajo bien hecho y la minimización de errores.

Son extraordinarios liderando proyectos, les gusta reunirse con su equipo de trabajo y mantenerlos supervisados, lo que en ocasiones resulta muy agotador para sus colaboradores.

El liderazgo en los emocionales

Esta triada se conecta bastante con las emociones, razón por la cual entender el propósito de su liderazgo es fundamental para ellos. Se manejan bien en escenarios de competencia, colaboración y creatividad.

Eneatipo 2: el servidor o el altruista. Buscan desarrollar personas por lo que suelen ser mentores de sus colaboradores, muy cuidadosos de las relaciones laborales y observadores de la necesidad de los demás, por temor a no ser apreciados.

Están en una constante búsqueda de prestigio, pero maneja los proyectos desde sus emociones. No sabe separar las emociones personales de las laborales lo que en ocasiones puede ocasionarle problemas en su equipo de trabajo. Mientras más feliz emocionalmente estén mejor será su desempeño.

Eneatipo 3. El hacedor o le triunfador. Ser líder es su zona de confort, es su posición favorita y para mantenerse en ella puede adoptarse a cualquier contexto y hacer los cambios que considere necesarios.

Está en una constante búsqueda de acción, le gusta asumir riesgos, lo que hace que constantemente se saturan de trabajo ya que para ellos más es mejor. Lo que hace que desarrollen una gran capacidad para llevar adelante los proyectos y a su equipo; ya que son bastante buenos en la planificación, aunque no es una fase que les agrade.

Eneatipo 4: El romántico o el individualista. Este es el líder más emocional de todos, está en una constante búsqueda de reconocimiento por lo que asumen los proyectos con mucha responsabilidad.

Son muy buenos para liderizar la ejecución de proyectos, pero no tanto en el proceso de planificación ya que lo aburre la rutina.

Se caracterizan por dejar huellas en sus equipos de trabajo, porque muestra mucho interés por mantener un clima organizacional equilibrado. Son expertos en crear experiencias satisfactorias en su equipo y clientes.

El liderazgo en los mentales del eneagrama

El liderazgo de esta triada del eneagrama esta dirigido por la razón y lo académico y está orientado por el análisis, el compromiso y la planificación.

Eneatipo 5: el investigador o el observador. Este líder les encanta la autonomía y la independencia, por lo que son capaces llevar su liderazgo desde su oficina; ya que no requieren de mucha relación, sin dejar de ser simpáticos y agradables.

No se manejan bien en situaciones emocionales, de hecho las perciben como perdida tiempo; en consecuencia se guían más por las ideas y los hechos concreto; lo que hace que se sientan más cómodos tomando decisiones en privado y luego comunicándoselas al equipo, preferiblemente en reuniones uno a uno, más que en reuniones grupales.

Eneatipo 6: el leal o el soldado. Son analíticos, por lo que llevan el liderazgo desde la búsqueda constante de respuestas a sus inquietudes. Son muy buenos dirigiendo grupos, de hecho se sienten más cómodos en reuniones grupales que en uno a uno.

Suelen ser muy justos, lo que hace que constantemente estén defendiendo a los menos favorecidos de forma heroica; sin embargo en el momento de desempeñar su autoridad de líder en ocasiones se sienten incómodos.

Eneatipo 7: el entusiasta o el optimista. Los caracteriza el optimismo y desde ahí llevan el liderazgo; su principal valor radica en que son capaces de relacionar diversos asuntos, por lo que son muy creativos y originales y pueden trabajar en varios proyectos a la vez; ya que se desempeña muy bien bajo presión.

Su desventaja es que no se manejan muy bien en situaciones conflictivas, previsibles o burocráticas; por lo que se llevan mejor con la fase de ejecución más que con los procesos de planificación.

En Conclusión

El eneagrama y el liderazgo están bastante relacionados ya que la manera de liderizar de cada eneatipo va depender directamente de los rasgos de su eneatipo dominante.

Entendiendo que los mentales son líderes desde el mundo de las ideas y hechos concretos, sin involucrar mucho las emociones. Mientras que los emocionales se manejan más desde sus propias emociones suelen adaptarse bastante bien a diferentes tipos de contextos. Y los instintivos son buenos líderes cada uno desde su perspectiva de perfeccionistas, mediador o dominante.

Deja un comentario